dimarts, 27 de novembre de 2007

El nuevo mundo: La Bolsa

Hace 8 siglos (así que nos situamos en el siglo XIII), en la Venecia del norte, en Brujas (una ciudad esplendida, de gran poder y reputación a lo que a finanzas se refería), había una familia noble de apellido Buërse.

De esta familia cabe destacar a Van Der Buërse --la procedencia del apellido estaba en el escudo familiar que eran 3 bolsas de piel-- que realizaba en su casa grandes reuniones con fines mercantiles. La idea caló, y los empresarios de la zona pronto empezaron a llamar a estas reuniones las "Brugges Buërse". Con el paso de los años, esto se ha convertido en lo que nosotros conocemos por Bolsa de Valores.


¿Pero entonces si el concepto de Bolsa viene de lejos como es que aquí yo le llamo el nuevo mundo?

Porque nosotros hablamos de empresas, y como casi toda empresa que sigue unos patrones de vida --nace, crece y desaparece--; la bolsa puede ser una opción importante para crecer ( a pesar de que no iniciándonos en bolsa nos aseguramos el no desaparecer ).

Muchas son las empresas que nacen (y que por suerte no todas desaparecen). Dentro de estas empresas que consiguen mantenerse a flote lo suficiente como para hacerse un capital, es necesario plantearse diferentes vías de desarrollo económico, lo que conlleva el expandirse y crecer.

Por supuesto, una empresa que salga en bolsa, no busca unos resultados inmediatos -- para eso ya hay otros tipos de financiación -- busca capital externo a largo plazo, para seguir ampliándose y así poder crecer.

Y será de esto de lo que hable en este post: cómo una empresa puede salir a bolsa, con qué condiciones y qué repercusiones puede tener para la empresa.

¿Puede salir cualquier empresa a bolsa?

Esta claro que no: hay que cumplir ciertos requisitos; por ejemplo, podemos estar de acuerdo en que la típica panadería de barrio a la que habitualmente vamos a comprar no tendría sentido que saliese a bolsa, aunque tuviese unos ingresos y capitales descomunales, porque esta empresa ya ha crecido; está en una fase perfecta, salir a bolsa seguramente la desintegraría.

Según la CNMV existen ciertos requisitos fundamentales para entrar en el mercado de Valores:

  • Capital mínimo: la sociedad deberá tener un capital mínimo de 1.2 millones de euros, excluidas las participaciones individuales iguales o superiores al 25%.
  • Beneficios de la sociedad en los últimos ejercicios: los beneficios obtenidos en los dos últimos ejercicios, o en tres no consecutivos en un periodo de cinco años, hayan sido suficientes para poder repartir un dividendo de al menos el 6% del capital desembolsado, una vez hecha la provisión para impuestos sobre los beneficios y dotadas de reserva legales u obligatorias que correspondiesen.
  • El número de accionistas con participación individual inferior al 25% del capital será al menos de 100.

Por tanto esto ya supone un gran corte para las empresas que pudiesen estar interesadas en cotizar en bolsa.

Ahora supongamos que una empresa cumple los requisitos previos y conseguimos pasar el primer corte; aquí no se han acabado aún las comprobaciones ni los requisitos: una vez la CNMV decide que una empresa cumple las condiciones, la empresa debe constituir la Junta General de Accionistas (de la cual unos compañeros del snacse3 le han dedicado un post) y también tiene que presentar ante la CNMV los documentos acreditativos de los acuerdos y del folleto informativo de admisión.

Con todo esto saldríamos a bolsa; pero, volviendo a lo de siempre, una vez llegamos a un sitio toca la parte mas laboriosa: mantenerse.

La CNMV nos obliga a remitirle anualmente la memoria, estados financieros y auditoría de cada ejercicio cerrado.

Pero durante los diferentes trimestres financieros, aun de manera provisional, hay que enviarle unos resúmenes sobre el ejercicio y también comunicar cualquier hecho relevante que afecte a la actividad o a sus acciones.

Si nuestra empresa cumple y hace todo esto, ahora ya sólo falta desearle suerte y larga vida como empresa.

Antes hemos hecho la suposición de que cumplíamos los requisitos para entrar, pues ahora vamos a suponer lo todo lo contrario: nuestra empresa no cumple los requisitos, ¿se nos cierra una puerta y se nos abren otras?
La verdad es que sí, por ejemplo podemos optar por mecanismos cercanos al mercado de valores de los que nos podríamos aprovechar como es el caso del capital de riesgo. Claro que esto tiene sus contrapartidas. También podemos pedir un préstamo a la banca de negocios, son más seguros que el capital de riesgo y muchas veces son usados como "trampolines" para la salida en bolsa o alguna actividad de la empresa.


¿Ventajas o Beneficios de salir a bolsa?

La salida a bolsa puede suponer una importante vía para obtener recursos destinados a la empresa.

Además de las ventajas financieras, la cotización en Bolsa proporciona a la empresa otros beneficios que mejoran el perfil y el desarrollo estratégico de la misma. Como por ejemplo:

  • Notoriedad de la compañía
  • Disponibilidad de una valoración permanente de la sociedad
  • Disciplina en la gestión
  • Independencia y autonomía financiera
  • Disminución del perfil de riesgo
  • Liquidez de las acciones

¿Desventajas o inconvenientes?

Está bastante claro, una empresa familiar dejará de serlo y el manejo de la compañía tendrá que ser mucho más rígido y jerarquizado.

Pero principalmente, el inconveniente más grande que le veo, es tener que rendir más cuentas a los organismos públicos; ya que esto conlleva una gran parte de recursos de la empresa dedicados a presentar esos informes.

Puntualizar que en ningún caso me opongo a que la CNMV revise a las compañías -- y que las espabile de vez en cuando --, pero sí en reducir la cantidad de burocracia que conlleva presentar esos informes.



Bueno, espero que con este post haya podido aclarar alguna cosa más sobre la bolsa y como salir a cotizar, así como explicar algunos de los tramites existentes.

Claro que salir a bolsa no es el único método de financiación a largo plazo, ¿pero creéis que es el más eficaz? o ¿está solo reservado para las grandes empresas?

Si os interesa el tema, os dejo el link de la CNMV (aunque la web cuando hicieron la web se olvidaron de que era la navegabilidad) donde podeis encontrar mucha información sobre su funcionamiento y ademas tiene una sección para el inversor, que tiene información interesante.



¡Saludos!

4 comentaris:

Victor Bernadó ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Victor Bernadó ha dit...

Una entrada realmente apasionante ésta... por lo menos a mi gusta mucho esto de la bolsa. Yo soy accionista (pero a pequeña escala) y me gustaría dar mi punto de vista...

Tal como tu dices es un método para buscar la financiación de la empresa, y como tú remarcas no está al alcance de todos... la empresa ya debe tener ya una base consistente...
Pero yo creo que además supone para la empresa un índice respecto a los usuarios. Lo que quiero decir es que la empresa puede usar los resultados obtenidos en el mercado continuo para evaluar la satisfacción de los usuarios, puesto que si éstos ben a la empresa como una fuente segura de beneficios compraran acciones, con lo cual se afilian a esta empresa, y dándole un poco de apoyo moral (y financiero).
En el caso que las acciones comenzaran a bajar, la empresa vería que debe modificar algo en su planificación, pudiéndose valer de los índices bursátiles de otras empresas (competidoras) y estudiándolas profundamente (esto es el Benchmarking externo del que habla yo en otro post).

Recientemente asistí a BorsaDiner una feria de Borsa, donde se dan a conocer muchas empresas que cotizan en borsa. Bueno, siendo sincero, la mayoría son ampliamente conocidas: telefónica, ING, la Caixa... y éstas lo que intentan es conseguir adeptos o presentar nuevas opciones que se ofrecen a los accionistas...

Todo ésto son divagaciones mías, pero si os interesa, deciros que esta feria es anual y se realiza en “Palau de Congresos” de Barcelona. Hay mucha información en el web.
Otra fuente de de información para el inversor es la revista “Inversion”.

Sergio Arcos ha dit...

Sólo hablar de una película realmente interesante: "Pi, fe en el caos"

Va sobre un matemático que se dedica a encontrar una fórmula (secuencia de números) para predecir la bolsa. Se dice que la bolsa y sus fluctuaciones son impredecibles. Encontrada la secuencia correspondiente estariamos hablando de la existencia del destino y demostrando que el mundo no es aleatorio.


La verdad es que la bolsa es el pan de cada día y afecta directa o indirectamente a todos. Yo pienso que es un sistema de regulación y cuantas más empresas participen en esta más estable será.

Mencionas los requisitos para entrar y resultan ser un listón de entrada, pero si combinamos estos y otros factores veremos que són la base de la estabilidad económica del país (a parte de como menciona Victor, una gran herramienta estadística)

Joanvo ha dit...

Jo crec tot el contrari que en sergio, penso que com més empreses hi participin a la borsa, més inestable serà aquesta. Principalent degut al que va passar amb el crack del 29, que gent sense coneixements inverteixi en empreses que no saben ben bé que són i de cop es trobin que el valor de les seves accions era només fruit de l'especulació.

Evidentment és una eina molt bona per a trobar socis que vulguin invertir en la teva empresa, pero si jo pogués escollir, preferiria tenir socis que fossin coneguts meus o si més no hi pogués tenir un mínim de confiança i sapigués cap on van les seves idees. Clar que si no trobes ningú que sigui així la borsa seria la solució.